Marcha blanca: no somos la esperanza del mundo

Posted on noviembre 11, 2010 por

0



Bienvenidos, estimados todos, queridos lectores que estarán abordando una nueva forma de hacer blog. ¿Por que sería, específicamente este blog, diferente a tantos de la red? Por el simple hecho, de hacer sus cimientos, en nada menos que, en la vanguardia de cien años atrás, años por los cuales la patria chilena veía nacer un grupo tras la grave crisis que existían por ese entonces, esa crisis que requería la voz de las artes para poder explayar el dolor humano, a la falta de aval para los sueños y las esperanzas, es cuando Don Pedro Prado decidió ampliar sus horizontes entre distintos artistas, gracias a la mano de Don Julio Bertrand Vidal, pudo conocerse así mismo, a través, de la mirada de los otros que dieron testimonio de sí.

Es necesario este blog, porque quiere defender los ideales de un grupo de hace casi cien años de antiguedad, no por la fama de ellos, no por el material concevido durante la vida de ellos, sino por el ideal de querer difundir el conocimiento, como lo describieron en su manifiesto “Somera Iniciación al Jelse“: «Los Diez> no forman ni una secta, ni una institución, niuna sociedad. Carecen de disposiciones establecidas, y no pretendenotra cosa que cultivar el arte con una libertad natural. Y como el arte, un bien que nos pertenece a todos, hoy es tan efímero, por la subordinación de la información en masa, el constante bombardeo de los medios flameando falsas banderas de conceptualismos, el artista es aprisionado y ahogado a pequeños medios, siendo retomado el voz a voz, el  viejo-nuevo panfleto de ilustración,  es necesario una mano amiga para entregarnos lo que no buscamos, pero, maldita sea, sabemos que necesitamos.

No somos iluminados, ni tampoco queremos serlo, para formar parte de los diez, es requisito impresindible tener conciencia de lo anterior, más debemos observar con prolijidad todo nuevoser que se cruce en nuestro camino, por si él encarnase esa esperanza, lo que no impide que, después de ese examen, él y nosotros nos riamos, con gran pesadumbre y bulliciosa algazara,de los continuos engaños que por este motivo nos ocurran.

Están cordialmente invitados, a este viaje del conocimiento, en el cual nos toparemos con más de una piedra para avanzar hacia donde queremos, pero mientras rescatemos esa experiencia, en querer dar a conocer lo que descubrimos a cada paso que damos, habremos realizado la tarea que humildemente nos hemos predispuesto. No somos diez, ni más, ni menos, mas bien con una sola mano podemos contar los colaboradores de este proyecto,pero bien sabemos, que bien encaminados podremos sumar nuevas fuerzas para concretar este proyecto.

Se flamean banderas blancas, no es de paz, sino son sinónimo de batalla, lucharemos por buscar esa luz en la música, cine, arquitectura, literatura, danza, fotografía, etcétera, . Tal vez, no sean de tu gusto, lo que aquí se hable, mas bien sea un análisis sórdido, inocuo, innecesario, pero si encontramos en él “algo”, lo presentaremos para que lo busquen y esperemos sea de su comprensión el fondo de éste.

Sí son testigos, que perdemos el rumbo en este camino, queremos recordarles algo, antes de acabar con esta solemne bienvenida, como bien decía el lema de Los Diezun lema no significa nada.

Me despido, con un saludo, pues quiero volver a ser leído lo más pronto posible por ustedes,

Mas no es necesario una sinfonía para el descanso,

Mal no asoma, un verdadero canto:

«Los Diez», a pesar de sus rarezas, aspiran a hacerobras que perduren, tomando la vida con un amor que no huyede melancolías y dolores, que no reniega de la broma y la seriedad,y que no desprecia ninguno de los ideales y ocupacionesen que los hombres consumen esta existencia pasajera.

Don Pedro Prado – persona


Saludos

PD: Todas las citas, fueron tomadas de Somera iniciación al Jelsé, cuyo autor es Pedro Padro,Los Diez. Santiago : Universitaria, 1916-1917. 4 nos. p. 5-12.

Anuncios
Posted in: Otras Hierbas