Koen Wessing: Imágenes indelebles

Posted on marzo 23, 2011 por

0




Koen Wessing nació en Amsterdam en 1942, hijo de un arquitecto y una escultora. Se crió en un ambiente de intelectuales y artistas de izquierda que creían en la unión de arte y vida. Desde los 15 años se interesó por la fotografía: le parecía una vía para llevar ua vida libre y comprometida a la vez, intensa, intuitiva e itinerante. Estudió arte, fue asistente de la pareja de fotografos Ed Van der Elksen y Ata kando, y comenzó a trabajar como freeelance en 1963.

Extraído del triptico de la muestra en el GAM

Siendo un completo desconocido para mí Wessing, asistí el día de ayer a la muestra en el GAM (Centro Cultural de Gabriela Mistral), siendo también la primera oportunidad de visitar su sala de artes plásticas. Ya había tenido la oportunidad de pasar por el GAM, pero sólo superficialmente, para conocer la maravillosa obra arquitectónica que es, además de como se fusiona como plaza y vías de acceso al Barrio Lastarria.

Ya dentro en las entrañas del GAM, entré en la sala B, baje las escaleras y pude ver los accesos de la muestra de Koen Wessing. En la entrada, en la pared estaba escrito de quién era la muestra y su curador, con una perfecta iluminación no totalmente cegadora, ni tan opaca. Esa no sería mi única grata sorpresa en la muestra, ya dentro pude darme cuenta que había tres instalaciones. A mi derecha, se estaba proyectando un corto de una entrevista realizada a Koen Wessing, bajando uno tiene acceso a la muestra de Chile Septiembre 1973 la cuál está divida en fotografías colgantes, en los muros y una proyección de tres proyectores con fotografías sincronizadas mientra se puede escuchar el comunicado que se dio en radio después del golpe militar.

Subiendo, uno podía acceder, desde derecha a izquierda en la pared, de la muestra de Salvador 30 de Marzo 1980 hasta llegar a las fotografías de Nicaragua 1978. Para llegar al punto de inicio, o sea la entrada de la muestra. Se puede recorrer con paciencia y gusto en unos veinte minutos, mientra que la proyección de las fotos sincronizadas de Chile tomarían unos ocho minutos y la entrevista alrededor de quince.

La muestra de Nicaragua es notable, armado Wessing de su Leica, sigue el trayecto de unos campesinos que recogen a un compañero muerto y lo tienen que llevar hasta su casa, ellos mismos le pidieron a Wessing que fotografiara a su compañero con un “hoyo” en su cabeza por una bala. Wessing los acompaña hasta su casa, y cuenta en la entrevista que también se proyecta en el GAM, como se sentía nervioso, con ganas de llorar y aun así pudo fotografiar bien el momento. Las fotografías de El Salvador 30 de Marzo 1980 muestran como atacan a la gente en un funeral, intentando esquivar las balas en la iglesia donde iban hacer el Requiem.

La muestra principal que es la de Chile Septiembre 1973 muestra fotografías de un zozobrado  Santiago:  la milicia desplegada por la ciudad en cada esquina, deteniendo transeúntes, revisando algunos, llevando presos a otros, pegando en las paredes murales con información de como podrían encontrar a la gente detenida;  la recolección de libros para quemarlos en las calles, la mayoría de autores socialistas y comunistas, se puede ver en una perfecta fotografía una revista en la que aparece Allende sufragando y como las llamas  la consumen; como la gente se agolpaba en el Estadio Nacional esperando por algún familiar o la noticia de él.

En las fotos del estadio, hay unas que podrían ser las mejores de la muestra: la secuencia en la cual Wessing quiere darle unos cigarros a los detenidos y ver como también los militares querían estos es notable como luchan por unos cigarros en un contexto renegrido.

La muestra está muy bien ensamblada, la entrevista a Wessing puede acercar más a uno con el artista y su misión de reportear fotografiando. También uno puede sentir su empatía, cuando dialoga con el entrevistador, a cerca de la tragedia griega que azotó a América. Recuerda, Wessing, cuando uno de sus sobrinos vio el album de Chile y le comentó que las fotografías eran muy lindas, pero lleno de militares. Wessing sintió, en ese momento, que su labor estaba a medias por no poder explicar como Goya en sus cuadros el gran pesar que pasó esa gente retratada.

Estaba equivocado Wessing, después de esta muestra, perfectamente al salir me pude haber hechado a llorar un largo rato. Pero hice algo mejor, cuento esto a todos ustedes para que aprovechen ir a conocer esta gran muestra en el Centro Cultural GAM y que es gratuita.

Del 9 de marzo al 30 de abril de 2011
Una muestra curada por Jeroen de Vries y producida por Paradox y GAM.
Visitas guiadas de martes a domingo (fin de semana, 11 a 19 h), previa reserva en mesón; para grupos, reservar en guias@gam.cl o al tel. 566 5500

Anuncios