Review: The Hangover part II ¿Qué pasó ayer? 2

Posted on mayo 29, 2011 por

0




The Hangover  2 es la película a la cual el Consejo Nacional de Televisión le gustaría multar e incluso censurar, para que todos temieran hacer un humor tan ácido y negro, en el que el doble sentido no es picarescamente implícito, sino completamente explicito. Además, para mantener la ilusión de que el público chileno es mojigato y se sintió ofendido ante performances como la de Mauricio Flores en la última edición del Festival de Viña del Mar.

La película prosigue lo hecho en la primera, donde un grupo de amigos – Phil, Stu y Alan – despiertan en un hotel sin saber lo que habían hecho la noche anterior, en lo que había sido la celebración del fin de la soltería de uno de ellos quién – Doug -se iba a contraer matrimonio en aquella mañana. En esta ocasión, es Stu quién se casaría, en una boda más privada en Bangkok,  en la cual no habría fiesta de despedida, tan sólo algunas cervezas al calor de una fogata en una paradisíaca playa de Tailandia… O eso parecía ser.

Pareciera ser un refrito más del éxito de su primera parte, pero en esta segunda entrega que demora tan sólo la introducción de la trama – como buena película cómica estadounidense – para sacarnos las primeras risas, que se volverían carcajadas y se mantendrían hasta el final de la película. Muy bien sabe Todd Phillips (director) el karma que tiene las segundas partes, por lo que hace una muy buena apuesta evolucionando el humor de la primera película a algo más extremo, más visceral, que logra conquistar a ése fiel público que venía en la busqueda de lo escencial de la primera y una reformula en la segunda.

Sí bien no es Harold & Kumar Go to the White Castle, película que sería el culmine de una generación de películas de humor estadounidense, dónde las risas no tenían pausa, literamente. Acá se logra una buena formula de no vivir de tu primera secuela e intentar un humor mucho más drástico, pero manteniendo esos roces hollywodense en la trama para no sacar de las casillas completamente ese público masivo acostumbrados a los cliches. Sí sabemos hacer la distinción del gran cine con este cine para masas, sí gozamos del humor negro contemporaneo estadounidense, no es nada difícil dejarse llevar por lo que sería la mejor película hollywoodense en humor. Finalmente, cabe destacar la gran dirección de fotografía de la película y del afán del director por la música de Kanye West – para la otra coloca My Beautiful Dark Twisted Fantasy’s completo -.

Anuncios
Posted in: Cine, Review