Review: Violeta Se Fue A Los Cielos

Posted on agosto 17, 2011 por

0




El color violeta está inmerso en nuestra cultura hace miles de años en distintos tipos de sociedades de todo el mundo: En la aristocracia de occidente era común que las familias reales utilizasen el color violeta y púrpura por ser uno de los más difíciles de conseguir para teñir en las prensas, por lo que era un símbolo de lujo y nobleza; en el hinduismo el chakrá Sajasrara es representado por un loto de mil pétalos de color violeta, se encontraría arriba de nuestra cabeza, fuera de nuestro cuerpo; en algunas sociedades asiáticas a los muertos se les envuelve en sus últimas prendas o nuevas de color violeta o con adornos de este color, por lo que son símbolos de muerte; desde la organización de grupos feministas en el siglo pasado es utilizado el color violeta para representar la simbología del movimiento, alrededor de los años 60′ y 70′.

Violeta se Fue a los Cielos gira en torno de una de las mejores piezas musicales de la artista El Gavilán, la complejidad de su composición transmite todo el dolor y pasión en tritonos, tanto en los acordes como en la lírica, los cuales otorgan una gran visceralidad a la canción in crescendo hasta su desenlace. Se nos hace presente cada vez El Gavilan durante toda la película, en lo que Wood trabajo para fusionar la canción con el filme y llevar la misma visceralidad in crescendo, por lo que tuvo problemas en lograr una correcta narración para lograr aquella ambición. Desde sus inicios se ve esta problemática, la introducción a la película es un racconto que luego será narrada mediante la reinterpretación de una entrevista de Violeta Parra a un medio argentino, siendo un protagonista anacrónico, quien dará paso a la infancia de la artista con prolepsis y analepsis presentes durante todo el film. Aun así, no es difícil de seguir, se comprende el trabajo realizado, pero algunas escenas están completamente demás en el desarrollo.

Francisca Gavilán, como anillo al dedo su apellido, interpreta a una Violeta Parra bastante neutral, puesto que sí bien logra capturar la visión universal que tenemos todos de la artista, además de la de su propio circulo, no demuestra grandes atisbos que la hayan llevado a su suicidio, no vimos a una Violeta sufriendo por pasión en ninguno de los momentos claves que son representados, por lo que la visión desarrollada por Wood es mostrar a una plana Violeta sin entrar en conflictos con nadie. Por lo tanto, al ser Violeta el centro de toda la película, es decepcionante no haber visto una interpretación más redonda, más humana.

No sólo falla ahí Wood, puesto que los actores secundarios en la película sencillamente no existen, son todos meros testigos de la propia vida de Violeta, por lo que las distintas personas que influyeron en su vida no tendrían una gran involucración, no dan cabida a grandes desempeños ni influencias. Todo gira alrededor del personaje de Francisca Gavilán, dicho por las propias palabras de Wood en distintas entrevistas.

Uno de los grandes aciertos es la banda sonora, la cual Francisca Gavilan es quien interpreta las canciones de Violeta con apoyo de distintos músicos como el mismo Ángel Parra, hijo de la artista y quién escribió el libro en el cual se baso mayormente la película. La elaboración de la banda sonora con instrumentos modernos y con la remasterización de algunas canciones con algunos atisbos, que sólo agregaban nuevas capas, bastante acertadas y fueron uno de los protagonistas en la película. Su utilización no fue excesiva, los cuales se hicieron presentes en los momentos adecuados, teniendo a El Gavilán deambulando a lo largo del film.

Andrés Wood realizó un gran trabajo en la producción y ambientalización a la época de la artista, logró desarrollar los contextos de la manera más fiel como nos tiene acostumbrado a sus anteriores producciones, pero sigue teniendo problemas para desarrollar una gran narración y dirección de sus trabajos. Violeta Se Fue A los Cielos no es ajeno a eso, sus momentos más sublimes son aquellos en el que no hay diálogos, sólo silencio o la banda sonora en todo su esplendor, lo que denota la incapacidad de realizar conversaciones de manera fiable para lo que se transmite en sus imágenes. También es un problema la neutralidad que se quiere transmitir, teniendo a una persona que genero bastantes fricciones y la cuál sufrió  en distintas etapas de su vida, similar a aquella neutralidad u olvido que sufrió Violeta en la vida real.

Violeta Se Fue a Los Cielos es una interesante película, con sus triunfos y fracasos, la cual deja un sabor agridulce en el gaznate de los cinéfilos y de los aficionados a la cultura puesto  que pudo haber sido mucho más la interpretación en el séptimo arte de la vida de Violeta Parra, pero realiza un buen rescate del folclor y de una gran artista de nuestro país.

Anuncios
Posted in: Cine, Review